11 de diciembre de 2011

JUSTO A TIEMPO



Nunca pensé que olvidar podría ser tan fácil, nunca pensé que las imágenes que en ocasiones fueron indispensables en tu vida; fácilmente pudieran irse y hacer entender a tu corazón que todo ya pasó.

Nunca pensé que todos aquellos momentos que creí fueron inolvidables lograrían ser parte de un baúl que ya no se abrirá más. Es mejor, poder soñar con un futuro que te asegura todas las posibilidades de triunfar; a esperar retomar un pasado que ahora, se ha vuelto confuso, inesperado, desconocido. El arriesgarte a reconocer lo que ya habías creído olvidar, puede llegar a ser algo temeroso, algo que confunda lo que ahora sientes.

Muchos dicen que el pasado te brinda grandes reflexiones. Es cierto. El ayer te da muchos beneficios para que entiendas y valores lo que el presente te da, sin embargo siempre seguirá siendo eso, pasado.  Algo que tuvo su momento, algo que fue. Eso es lo más importante. Entender, que el ayer muchas veces no sólo es para recordar, sino para no volver a equivocarte y por fin ver el hoy como una nueva oportunidad para vivir, vivir bien.

3 comentarios:

Jackelyn dijo...

Muy linda tu entrada. Lo importante es aprender de los errores para no volver a equivocarse. Un placer leerte. besos desde Puerto Rico!

Beta. dijo...

Me gusta el blog! :)
Besos

Florencia dijo...

Del pasado se aprende y quedan los recuerdos! Gracias a dios tenemos un presente para corregir los errores que comentimos anteriormente.
Me encantó!
Un besote:D
Y gracias por tu visita , tu blog es muy lindo!