11 de enero de 2011

LO QUE VIENE DESPUÉS


Hoy prefiero dejar de acurrucar aquellas historias fugaces que siempre llegan cual ladrón a mi imaginación y dejar en el recuerdo de algunos, líneas que salen más allá de cualquier lugar insólito, de mi corazón, de mi alma. Muchas veces no se sabe qué hacer o decir, el silencio suele ser el sabio maestro de cualquier faena; puede ayudarnos cuando el dolor y la herida aún nos dicen que no es momento para actuar. Ahora sé que ser feliz, no es sólo de privilegiados, sino que es la exquisita realidad de una ruma de trabajos bien hechos.

5 comentarios:

Con edulcorante y al Revés dijo...

Yo no puedo dejar de mirar las historias fugaces.. se me aparecen sin permiso en los momentos más casuales.. no preguntan. Aparecen y me rompen las pelotas.

Yo no elijo lo que pienso, simplemente lo hago y mis pensamientos llegan aleatorios, en fila a paso firme..
Pero la elección no es un estado, es una elección, es una recompesa.. la felicidad se hace, no se espera de brazos cruzados (:

Saludos mujer!

Antonio Gómez dijo...

amiga concuerdo contigo. la felicidad se gana despues de un trabajo bien hecho, no es producto de la casualidad.

un beso y abrazo, cuidate muxo.

Beta. dijo...

Mucha razon, me gusta! :)

Espérame en Siberia dijo...

¡Bella, bellísima! Qué bonito has rediseñado tu Blog. ¡Enhorabuena!
Espero, de todo corazón, que este nuevo año esté plagado de buenaventuranza, amor y muchísima luz en tu camino. Que la inspiración no pare y el éxito nunca te abandone.

Te quiero mucho.

Jeny dijo...

y sí es así :) ajja muy lindo tu blog (: