9 de enero de 2011

¿Y POR QUÉ EL DILEMA?

Todos aquí, ahí y allá pueden ser felices. Para amar no hace falta estudios superiores. Para amar no hay por qué hacer funcionar la suma y la resta. Sólo es necesario un corazón dispuesto, dispuesto a conservar las bondades escondidas que día a día van apareciendo.

9 comentarios:

Carlos V. dijo...

¡Qué viva la vida!
Bella reflexión Ana Lucía.
Saludos.

Mayra dijo...

:) sí es cierto, un beso

Antonio Gómez dijo...

si amiga la felicidad esta al alcance de nuestras manos, depende de dar y recibir el amor comprometido.

un beso y que tengas linda semana.

Rocio Belén dijo...

muy muy cierto.. :)
besos linda! :D

Replay dijo...

El corazón abiero y la mente dispuesta es todo para el amor♥. Me encanto la entrada.
& Gracias por apoyarme en el momento dificil. Poco a poco las cosas van cambiando... =)
Besitos ^^

jositha dijo...

me hermosa entrada. un amor .
saludos ♥

Fallen Love dijo...

Muy bonita la entrada :)

Daniel dijo...

Que viva el AMOR!, ese amor que entrega y recibe amor.
Un beso!

#Crys. dijo...

¡Hola!
Me ha gustado mucho tu blog, es increíblemente original :D
Esta entrada es del todo cierta, cualquiera que esté dispuesto a entregarse puede llegar a amar.
Un besito y pásate :D