30 de diciembre de 2011

TODO Y NADA



Algo de pronto despierta en mí, algo que me hace dar cuenta de todo lo que viví este año; un año donde compartí consciente y sonriente una soledad que había anhelado por mucho tiempo, una soledad que me hacia falta y que me permitió entender lo que fallaba en mí y lo que necesitaba ser atendido. Entendí que no siempre el sentir a alguien contigo de forma abrupta será la cura para tus males, que muchas veces no será esa persona la que te ayude en lo que está mal, sino que partirá de tu propia firmeza y las ganas de ser mejor para cambiar lo que no te gusta.

Un año en donde por fin entendí que debo mejorar muchas cosas, que el día sólo me da 24 horas para trabajar en lo que amo que solo tengo 7 días a la semana para entender el por qué de todo. El seguir soñando con lo que algún día tendré y con lo que no, ser consciente de eso también. El sentir otras manos junto a las mías y a reflexionar que pronto, por la ley de la vida, alguien nuevo vendrá, un amigo; un nuevo amor; una nueva aventura. Eso aún nadie lo sabe.

Estos 365 días indirectamente, me enseñaron a que todo no viene en bandeja de plata; que los errores son parte de los grandes éxitos que logres en la vida; en los triunfos que logres conseguir y en las ganas que le pongas a todo eso.

En algún punto del día, por minutos o hasta horas piensas que ya nada tiene sentido; que es mejor renunciar a lo que quieres y dejarlo pasar. Eso también considéralo parte de tu carrera personal; como muestra de los altibajos que existen. Alguien especial me dijo una vez que en cualquier objetivo personal que tengas antes de alcanzar lo más alto, tendrás que retroceder muchas veces un escalón para luego subir dos (¡Gracias! Me ayudaste mucho)

El amor para algunos se convierte en un cliché tradicional, pero no es así; el amor es vital y el que diga que no; se equivoca. Somos seres humanos y necesitamos de energía para avanzar. Pero nunca dejemos que la confusión nos invada, entendamos que si bien es cierto el amor es lo más hermoso; la dependencia no será así. Nos hicieron libres; y debemos continuar así; amándonos sin prejuicios, sin hipocresías y con la firme convicción de que el amor no todo lo puede; que somos nosotros los que siendo capaces de analizar cada detalle de la vida lograremos transformar con esfuerzo lo que para otros no tiene sentido.

Decidí hacer un post largo, porque entiendo que todas mis ideas no caben en cuatro renglones y que mis deseos para el 2012 jamás podrán alcanzar en una frase convencional. Gracias por ser parte de este proyecto que se inició, siendo sincera, con temor y desconfianza. 

Ahora, poco a poco todo está cambiando.

FELIZ 2012, de corazón.

2 comentarios:

Lau. dijo...

Y feliz 2012 para ti, de corazón.
Ojala este año que viene sea igual de bueno que el que dejas atrás, un beso gigante, muchos éxitos en el 2012.
Y no dejes que tu magia como persona y escritora se apague, que sea MUY FELIZ. Cuidateee Ü

Miranda =) dijo...

Hermosa entrada, muy bonita, me encantó, profunda y verdadera.
Un encanto pasarme por tu blog =)
Que termines bien este año, y empieces y tengas un mejor 2012 =)
Besos